Zamansky LLC is a leading securities fraud law firm located in the heart of Wall Street.

Otra querella por los fondos mutuos

Posted: Nov 07, 2013 | Posted in:

Alegan inversores locales fueron “engañados” en masa

Desde ayer, la Asociación para la Reglamentación de la Industria Financiera (Finra, por sus siglas en inglés) tiene ante su consideración la reclamación de un segundo inversionista de Puerto Rico, quien alega perdió unos $870,000 como secuela de su inversión en fondos mutuos gestionados por UBS Financial Services of Puerto Rico.

Según la reclamación que pudo examinar El Nuevo Día, no ha sido hasta ahora que el hombre de 53 años -quien alega que las pérdidas en su cartera de inversiones no incluyen aquellas de su hermana o madre fallecida- ha internalizado que en lugar de haber comprado bonos de Puerto Rico, su dinero fue invertido en cinco fondos mutuos cerrados del principal banco de inversiones de la Isla.

En la querella, suscrita por los abogados Jacob Zamansky y Marie Elsie López, se alega que durante la asesoría brindada por el corredor de valores se hacía referencia a las inversiones que se haría como bonos cuando en realidad, el producto ofrecido al hombre eran acciones de los fondos mutuos cerrados.

Anteriormente, el principal oficial ejecutivo de UBS en la Isla, Carlos V. Ubiñas indicó que no haría comentarios de procesos de arbitraje en FINRA, por ser confidenciales y lamentó que firmas de abogados externos intenten “beneficiarse” de la situación difícil que experimenta .

El Nuevo Día ha conversado por separado con distintos inversores de edad avanzada, quienes habrían experimentado por la caída en los bonos de la Isla y los fondos mutuos cerrados y estos no podían explicar si sus inversiones se encontraban en bonos de la Isla o en acciones de las referidas compañías de inversión.

“La inadecuada y materialmente engañosa asesoría en inversiones dada por UBS Puerto Rico estaba diseñada para perpetuar un plan fraudulento de miles de millones de dólares por el cual, inversionistas en Puerto Rico fueron engañados y defraudados en masa”, reza la reclamación. En la querella, aparte de alegarse que el hombre adquirió un producto que no era cónsono con su perfil de riesgo, se plantea además que el plan fraudulento se centraba en que UBS suscribía miles de millones de dólares en emisiones de bonos del gobierno, que luego se vendían a los fondos mutuos cerrados. Estos a su vez se presentaban como inversiones securas, aún cuando los bonos de Puerto Rico habían recibido distintas degradaciones de su crédito.

“Era una máquina de comisiones”, dijo Zamansky en referencia a las distintas comisiones que cobra la firma de inversiones tanto por estructurar las emisiones para el gobierno como administrar los fondos mutuos y luego, cobrar comisiones al cliente que compra los fondos.

El abogado agregó que a los inversores no se les explicaba claramente que los fondos mutuos utilizaban apalancamiento aún cuando los asesores financieros insistían “fuertemente” en que las personas tomaran prestado para sí utilizando sus acciones en los fondos mutuos como colateral.

Según la querella, las “grandes pérdidas” que sufrió el hombre se produjeron cuando la casa de inversiones comenzó la venta forzada de sus valores para cubrir la deficiencia en la línea de crédito.

Zamansky agregó que a la fecha, los casos de personas con préstamos garantizados con fondos mutuos apalancados no están relacionados a un solo corredor de valores sino a distintos profesionales y en distintas oficinas de la firma de inversiones.